Cuquita
Cuerpo

Si aún eres estudiante y te cuesta trabajo poder concentrarte para estudiar, te damos a conocer s a conocer unos cuantos consejos y técnicas sencillas para mejorar nuestra capacidad de estudio. Si las aplicas a tu rutina durante el curso, es altamente probable que tus calificaciones académicas suban notablemente.

1. Corta el tiempo de estudio en trocitos

Investigaciones sobre los procesos atencionales y el rendimiento de estudio muestran que es mejor controlar los ratos que le dedicamos al estudio poniendo un límite de tiempo más bien bajo para cada sesión. Lo ideal es hacer que los ratos de estudio no superen los 30 minutos, ya que mostramos bastante más facilidad para asimilar información.

2. Crea una rutina de estudio

Abordar el aprendizaje de manera desorganizada es una manera de terminar estudiando a altas horas de la noche, cuando el sueño y el cansancio hacen mella en nuestra capacidad de concentrarnos. Además, acostumbrarnos a un horario hará más fácil que no nos saltemos los ratos de estudio y nos permitirá dedicarles el tiempo que se merecen.

3. Crea notas-resumen en hojas individuales

No confíes demasiado en la técnica de subrayar textos. El hecho de subrayar no ayuda a memorizar el texto si no se repasa varias veces, y de todos modos ceñirse a la memorización de las frases que tienen una línea debajo nos mantiene anclados a la manera en la que la información queda distribuida en el texto original.

4. Mantén alejadas las distracciones

Puede parecer evidente, pero nunca está de más recordarlo porque estas distracciones pueden adoptar las formas más insospechadas y es bueno identificarlas. En tu lista negra deben estar Facebook, el teléfono móvil y la televisión, pero puedes incluir otros elementos propios de tu día a día y hacer lo posible por aislarte de todos ellos durante los ratos de estudio.

5. Prepara tu material de estudio antes que nada

Tener preparado todo lo que necesitas hará que no te levantes para ir a buscar cosas y, por lo tanto te distraigas. Además, asociar este conjunto de objetos al estudio hará que, cada vez que lo veas, entres en la dinámica de estudiar con facilidad.

Cuquita
Cuerpo

Una de las peores pesadillas es cuando por accidente se te cae el celular al agua, quizás esto ocurrió mientras se lavaban los platos. Cualquiera sea el caso, cuando el celular se moja uno ya comienza a despedirse del equipo. Sin embargo, el agua no siempre implica el fin.

Si se actúa con rapidez y de manera adecuada es posible recuperar el móvil. Aquí, te damos algunos tips para intentar salvar el dispositivo.

1.-Sacarlo de inmediato del agua. Hay más chances de que el equipo se recupere si apenas estuvo en contacto con el agua que sí estuvo sumergido un rato, por eso actuar a tiempo es fundamental.

2. Quitar la batería. Este paso es crucial para evitar mayores daños. Es que de esta manera se pueden prevenir cortocircuitos.

3. Separar las partes removibles. El siguiente paso es quitar la tarjeta de memoria, la carcasa y todo aquello que se pueda extraer fácilmente y sin recurrir a herramientas. De hecho no se aconseja desarmar por completo el dispositivo. Sólo hay que quitar las partes removibles. Y hay que hacerlo con mucho cuidado para evitar que entre agua en el móvil por los distintos puertos y aberturas que tiene.

4. Secar con una servilleta o toalla de algodón. Esto sirve para retirar el exceso de agua. Hay que hacerlo apenas deslizando el material por el dispositivo para así evitar que queden adheridas fibras de tela o papel.

5. Gel de sílice. Sirve para quitar la humedad, luego de que se secó el móvil. Basta con colocar un paquete de sílice cerrado junto al equipo. Otro de los tips más difundidos es el de usar arroz para este mismo propósito. Algunos aseguran que es efectivo.

 

6. Esperar. Una vez que se hicieron todos los pasos anteriores, hay que dejar pasar entre 24 y 48 horas para armarlo de nuevo.

Cuquita
Cuerpo

Uno de los problemas más comunes en una casa son las cañerías tapadas, ya sea por dejar que pasen elementos poco apropiados a los caños basura, apósitos, restos de comida, etc., o bien porque con el tiempo se van obstruyendo por los residuos que se van acumulando durante su uso normal. Pero aquí te dejamos algunos consejos para que realices en caso de que te suceda esto.

1.-Descarga el drenaje con una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre. Comienza por enjuagar el drenaje con una olla de agua hirviendo. Luego, mezcla 1 taza  de agua hirviendo con 1 taza  de vinagre en una jarra medidora. Agrega ½ taza  de bicarbonato de sodio en el drenaje y vierte la mezcla de vinagre y agua. Deben subir burbujas por el drenaje. Deja que la mezcla se asiente en el drenaje durante al menos 1 hora.

2.-Vierte una mezcla de sal, bicarbonato de sodio y agua caliente por el drenaje. Vierte ½ taza de sal de mesa regular en una jarra medidora y mézclela con ½ taza  de bicarbonato de sodio. Luego, vierte la mezcla lentamente por el drenaje y deja que se asiente de 10 a 20 minutos. La reacción química debería acabar con lo peor de la obstrucción.

3.- Vierte una mezcla de detergente lavavajillas y agua caliente en el inodoro si está obstruido. Vierte ¼ de taza  de cualquier detergente lavavajillas en el inodoro. Esta sustancia debe hundirse hasta el fondo, ya que es más densa y más pesada que el agua. Deja reposar la mezcla de 20 a 30 minutos. En este punto, debes llenar un recipiente con agua caliente y verterlo suavemente en el inodoro.

4.- Busca un producto limpiador para drenajes . Dirígete a una ferretería local, una tienda de mejoras para el hogar o un almacén grande. Existen 2 tipos principales de tuberías para drenaje: las metálicas galvanizadas y las de PVC. Las casas más antiguas utilizan las primeras, mientras que las casas modernas han cambiado a las segundas. Asegúrate de verificar el tipo de tuberías con las que está hecho tu drenaje y escoge un producto diseñado para su limpieza

Echar chal
Cuerpo

El calzado, puede llegar a coger olor a humedad. Ya sea por la lluvia, por no estar secos al ponérnoslos o simplemente por el sudor del pie. Este olor puede ser bastante desagradable, es importante solucionarlo lo más pronto posible. Te damos algunos trucos que podrías llevar acabo para terminar con este raro olor.

1.- Compra un buen ambientador de zapatos es el primer paso, ten en cuenta que hay un gran repertorio de productos en el mercado que pueden ayudarte. Hay polvos anti-olor parecidos al talco que absorben toda la humedad en un momento e incluso desodorantes que va bastante bien. Pero si te das cuenta que no funciona puedes seguir alguno de estos tips que te proporcionamos.

2.- Introduce una bolsa de té en el interior, te ayudarán a absorber la humedad y eliminar los malos olores. Puedes reciclar algunas bolsas de té, mezclándolas si quieres con manzanilla o tomillo. Lo importante es que estén secas. Introdúcelas en la zapatilla, sobre todo en la parte de las puntas, bordes y talón. Déjalas toda la noche. Tus zapatos olerán completamente distinto al día siguiente.

3.- Rocía los zapatos con sal, este método es bastante sencillo y económico para eliminar el olor a humedad de los zapatos es usar sal común. Rocía el interior de la zapatilla con un poco de sal y déjalo actuar durante toda la noche. La sal absorberá la humedad y acabará con este fétido olor.

4.-Usa el bicarbonato de sodio, ya que este tiene un montón de propiedades y usos dentro del hogar. También puede ayudarte a absorber los olores del calzado. Empolva bien el interior de las zapatillas o zapatos con bicarbonato y déjalo actuar durante toda la noche. Al día siguiente, vuelca el polvo, notarás que el olor ha desaparecido por completo.

5.- Usa cáscaras de naranja o de limón, son ambientadores naturales muy potentes. Pela las naranjas y los limones e introduce las cáscaras en el interior de tus zapatos. Deja que actúen durante toda la noche, así, el calzado se impregnará por completo de un envolvente olor cítrico.

6.- Una solución con agua y alcohol, es un truco muy sencillo y recurrente para quitar el olor a humedad de los zapatos y de las zapatillas es el de mezclar alcohol y agua en una botella vacía de spray. Rocía el interior de las zapatillas con esta mezcla y déjalas secar por un rato. El alcohol hará poco a poco su trabajo, que es matar las bacterias y, por tanto, acabar con el mal olor.

Mosa
Cuerpo

Un abdomen inflamado es un malestar que viene de la mano de otros problemitas, como los gases y hasta constipación. No es el tema más bonito, pero sí es algo que sabemos quieres tratar. Te damos algunos remedios caseros que, de manera casi inmediata, pueden solucionar cualquier problema que provoque un abdomen inflamado.

1.-La papaya es perfecta para desinflamar el vientre. La receta es sencilla: agua, papaya, linaza y miel. Un vasito de este juguito mejorará la flora intestinal y desinflamará el vientre.

2.-La chía desintoxica. Es una semilla milagrosa no solamente para desinflamar, sino también para desentoxicar el organismo. Además, es buenísima para combatir la obesidad. Yo la incluyo cuando preparo agua de limón.

3.-La espinaca es una excelente opción en batidos. Haz un batido de espinaca con una cucharadita de linaza puede ser una buena opción para mejorar el estreñimiento.

4.-El melón es un excelente laxante. Tiene propiedades laxantes, por lo que consumirlo directamente o en una rica agua fresca, podría ayudarte a desechar toxinas y mejorar el sistema digestivo. Consúmelo por las mañanas en el desayuno.

5.-La ciruela pasa es excelente mantenerte regular. Prepara una mezcla de ciruela pasa con pasitas para la constipación. Recuerdo que era milagrosísima y de esta manera nos mantenía a todos en casa bien regulares.

6. Finalmente la piña te ayudará a eliminar la panza. Unos trocitos de piña con unas gotitas de limón hará milagros con la desinflamación