Cuquita
Cuerpo

El ascenso de las temperaturas y la intensidad del sol ponen a prueba la capacidad de adaptación de nuestra piel. Aunque las rutinas de limpieza e hidratación deben mantenerse en todas las estaciones, existen recomendaciones dirigidas a compensar la falta de humedad en el ambiente y mejorar el estado de las pieles más secas y reactivas.

Para ayudar a cuidar la piel seca, mantenerla sana y evitar que empeore su esta, aquí te  recomendamos lo siguiente:

1. Evitar que los baños y duchas empeoren la piel seca

Cuando la piel está seca hay que asegurarse de seguir unas sencillas pautas en el cuarto de baño: cerrar la puerta mientras nos duchamos o bañamos; limitar el tiempo en la ducha o baño a 5 a 10 minutos; utilizar agua templada en vez de caliente; utilizar un limpiador libre de fragancias y suave; aplicar suficiente limpiador para eliminar suciedad y grasa pero evitar utilizar tanto como para formar una espuma gruesa; secar la piel suavemente con una toalla; y emplear crema abundante después de secar la piel.

2. Aplicar hidratante inmediatamente después de cualquier lavado

Bálsamos, cremas y lociones hidratantes funcionan atrapando la humedad existente en la piel. Para retener toda esta humedad necesaria hay que aplicar hidratación pocos minutos después de secarse tras una ducha o baño o de limpiar la cara o las manos.

3. Use bálsamo de labios

Elija un bálsamo labial que le guste pero tenga en cuenta que algunos con componentes de tratamiento pueden irritarlos. Si le pican u hormiguean los labios tras aplicar el bálsamo cambie a otro que no le produzca tal reacción.

4. Utilice sólo productos suaves y sin aroma

Algunos productos para la piel son demasiado agresivos para la piel seca y sensible. Cuando su piel es seca debe dejar de utilizar jabones desodorantes y productos que contengan alcohol, fragancia, retinoides o ácido alfa hidróxido. Evitar estos productos ayudará a que la piel retenga sus grasas naturales.

5. Elija ropa y detergente para lavar la ropa no irritantes

Cuando tenemos la piel seca y sensible incluso la ropa y el detergente empleado para lavarla puede producir irritación. Para evitar esto utilice algodón o seda bajo la ropa de lana u otro material áspero. Utilice para lavar la ropa un jabón etiquetado como hipoalergénico.

6. Cuándo acudir al dermatólogo

Con todos estos consejos su piel debería mejorar de forma rápida. Si estos cambios no le aportan alivio acuda al dermatólogo. La piel muy seca requiere la prescripción de un bálsamo o crema. Puede también ser un signo de un trastorno de la piel que necesite tratamiento. Un dermatólogo examinará su piel y le explicará cómo reducir sus molestias.