Cuquita
Cuerpo

Ahora que va a iniciar un año nuevo, estamos en el mejor momento para deshacernos de un mal hábito y es que recordemos que los hábitos son comportamientos en los que nos involucramos de forma rutinaria y en repetidas ocasiones, sin los cuales sería muy difícil realizar muchas de las tareas que hacemos a diario.

Pero un mal hábito es el caso de la costumbre como  morderse las uñas, los tics faciales o el movimiento incontrolado de los pies mientras se espera. Estos hábitos pueden ser muy molestos y desagradables para otros en situaciones sociales. Aquí te dejamos algunos tips para poder modificar esas malas costumbres.

1.- Decide cambiar, sé consciente de todos los detalles relacionados con esos malos hábitos, diseña estrategias para ayudar a detener el hábito, reemplaza el hábito con una conducta alternativa, persiste en ser consistente y hacer el seguimiento del progreso, Aprende a manejar los lapsos.

2.-Hay que ser consciente de que se tiene y de que solo uno mismo es capaz de eliminarlo. También es importante entender qué es y cómo funciona ese hábito que se desea eliminar.

3. Diseña estrategias para ayudar a detener el hábito, puedes estar atento y saber en qué momento eres más propenso a desarrollar ese mal hábito antes de que suceda. Es el momento de diseñar una estrategia para frenar ese comportamiento, una estrategia “stop”.

4. Reemplaza el hábito con una conducta alternativa,  es pensar en la sensación que te invade cuando vas a hacer eso que se quiere erradicar y pensar en algo que te ayude a disipar esa sensación previa. También puede ser útil desarrollar habilidades que te ayuden a enfrentarte a las situaciones que provocan el mal hábito.

5. Los hábitos tienen tendencia a repetirse hasta que estén completamente rotos. Puesto que son automáticos, por lo tanto, tendrás que hacer un gran esfuerzo para romperlos completamente para evitar esta repetición. Cuanto más lo intentes, mejores serán las posibilidades de tu mal hábito desaparezca.