Autor
Cuquita
Cuerpo

Es muy triste cuando nuestro amigo peludo está pasando por una enfermedad llamada ceguera, pero de  nosotros depende la felicidad de nuestro pequeño en casa. Por eso, podemos llevar a cabo algunos pasos para que se encuentre más cómodo y feliz en esta situación.

Si se desorienta, tómalo  y llévalo hasta su sitio de dormir. Este será su punto de referencia, en la calle, llévale siempre por el mimo sitio. Haz un recorrido igual todos los días y estate junto a él: apóyale con palabras y ten mucha paciencia en los primeros paseos. Se parará todo el tiempo para hacerse con el camino. Además, se acercarán otros perritos a tu peludo. No tengas miedo a que se relacione, déjalo que lo haga y así no se sentirá raro ante extraño, esto le dará más seguridad y no lo haremos sentir indefenso.

 Es fundamental evitar zonas de riesgo como balcones, huecos de escalera y dejarlo en sitios elevados como sillas, sofás, la cama. Lo más importante es tomar en cuenta que ellos a no están aptos para poder brincar de un lugar alto, asi que es nuestra responsabilidad ponerlos en un lugar seguro.

Es importante no olvidar que nuestro perro ciego puede jugar igual que otro cachorro aunque sea con algún detalle especial. Por ejemplo, jugar a la pelota, pero en este caso será una bola con cascabeles, podemos lanzarle cualquier objeto para que vaya en su búsqueda siempre y cuando sea sonoro.

En nuestras manos esta darle una mejor vida a nuestros perritos, es un poco difícil pero con amor y cuidados ellos seguirán siendo felices siempre.

Entretenimiento

Panda FM Mix - Promo Slideshow