Cuquita
Cuerpo

Es importante tener otras opciones para utilizar en caso de algunas enfermedades y la  cámara hiperbárica, puede ser una muy buena alternativa. Una cama hiperbárica es capaz de soportar presiones mayores a la atmosférica, donde se crea un ambiente hiperbárico entre 2 y 3 Atmósferas Absolutas y es indispensable para realizar el tratamiento de Oxigenación Hiperbárica.

Su función  dentro de este recinto, es que  el paciente respira oxígeno puro a presiones elevadas, que ingresa al organismo en forma de oxígeno libre al vencer la barrera pulmonar y fluyendo por los vasos sanguíneos, aumentando así la cantidad de oxígeno a nivel de los tejidos.

Los tratamientos también han arrojado unos resultados extraordinarios para enfermedades como la fibromialgia, ya que consigue una buena cicatrización a la hora de reparar tejidos y unos buenos efectos desinflamatorios, así como un aumento del flujo sanguíneo.

Pero esto no es todo lo magnifico que puede hacer esta cama, también ayuda en  enfermedades como el parkinson, fibromalgia,  parálisis cerebral, migrañas, artritis, artrosis, úlceras, el oxígeno hiperbárico es capaz de ofrecer una mejor calidad de vida a los pacientes, reduciendo los dolores y las inflamaciones y consiguiendo un mayor bienestar en todos ellos, desde la primera vez que asitas te darás cuenta que te sentirás mucho  mejor.

Sin duda todas las estadísticas son satisfactorias y los resultados no hacen sino afianzar la idea de que estamos ante una terapia revolucionaria y que utilizan un mayor número de personas según se va conociendo, y lo más importante que no son tratamientos agresivos, caros y mucho menos hay efectos secundarios.