El tonto
Cuerpo

Investigadores británicos han desarrollado un nuevo material bioinspirado que interactúa con las células de nuestro cuerpo para incentivar la curación de heridas. Aplicado a los materiales médicos actuales, podrá adaptarse a lesiones de diversas índoles.

Los materiales que se emplean, principalmente, para ayudar a curar heridas son: esponjas de colágeno que ayudan a tratar las quemaduras y las úlceras por presión, y se usan implantes similares a los andamios para reparar huesos rotos. Sin embargo, el proceso de reparación de tejidos cambia con el tiempo, por lo que los científicos buscan biomateriales que interactúen con los tejidos a medida que se produce la curación.

Su función comienza  después de una lesión, naturalmente las células se arrastran a través de los andamios de colágeno encontrados en las heridas. A medida que las células se mueven, tiran de ellos, activándose las proteínas curativas ocultas que comienzan a reparar el tejido lesionado. Y este  método consiste en recrear este proceso natural mediante moléculas artificiales denominadas TRAP (traction force-activated payloads).

Durante las pruebas de laboratorio, los investigadores observaron que estas moléculas artificiales, mientras se arrastraban a través del colágeno, activaban las proteínas que instruyen a las células curativas a crecer y multiplicarse. Esta es la primera vez que los científicos activan proteínas curativas utilizando diferentes tipos de células en materiales artificiales.