Mosa
Cuerpo

Catástrofe nacional en Francia. Un incendio de graves proporciones estuvo devastando la Catedral de Notre-Dame de París sin que durante horas los bomberos hayan podido hacer nada para frenar el avance de las llamas.

El incendio se declaró sobre las siete de la tarde de este lunes. El edificio ya había cerrado sus puertas y miles de turistas admiraban, con tristeza, como uno de los monumentos más históricos de París estaba a punto de reducirse a cenizas. Finalmente, "Notre Dame se salvó".

En el momento del incendio la catedral ya había cerrado a los turistas, pero las autoridades evacuaron todo el perímetro, así como parte de las viviendas del alrededor para evitar que fueran afectados por el humo.

La policía y los bomberos de París creen que podría estar relacionado con las obras de restauración que se estaban realizan en este momento en el edificio. Con un coste estimado de 6 millones de euros, debían prolongarse hasta 2022 y necesitaron de la instalación de unos enormes andamios que llegaban a 100 metros de altura.

Desde las inmediaciones de la isla de la Cité, miles de parisinos y turistas seguían en silencio y con lágrimas en los ojos las labores de extinción del incendio. Muchos se preguntaban por qué los bomberos no utilizaban un hidroavión para apagar el incendio y lo hacían con cañones de agua. Según los expertos, si se echaran toneladas de agua sobre un edificio de este tipo podría hacer que se hundiera la estructura y se derrumbara.

En una serie de fotografías difundidas por agencias y en redes sociales, se puede apreciar los estragos que dejó el incendio en la catedral de Notre Dame, en París. En las imágenes, se aprecia parte del techo destrozado, y dentro de la iglesia los restos de la catedral que fueron cayendo por las llamas.