Claqueta palomera
Cuerpo

La naranja mecánica relata los crímenes de una banda de jóvenes británicos liderada por Alex. Este, tras haber sido juzgado y condenado a prisión por sus acciones, acepta someterse a un tratamiento psiquiátrico llamado Ludovico a fin de reducir el tiempo de la condena, tratamiento que aún se encuentra en fase experimental. Entonces, todo da un giro inesperado.

La película comienza con Alex, Dim, Pete y Georgie sentados en una mesa de su bar preferido. Con la ropa llena de sangre, beben "leche con" (con drogas mezcladas) mientras deciden qué harán esa noche. Desde el inicio, es evidente su tedio, su falta de propósito vital y de sentido común.

Aquello que los une es el deseo de violencia y caos: son una banda, lo que queda claramente en evidencia con los atuendos que usan cual uniformes. Tan pronto como abandonan el bar, encuentran a un viejo borracho cantando, tirado en el suelo. Los compañeros lo rodean y comienzan a amenazarlo.

La banda continúa su camino hacia un cine abandonado en el que está ocurriendo una violación colectiva. La crueldad del acto contrasta con la banda sonora. Se trata de una música alegre que sugiere un ambiente de circo o romería. A través de esto se simboliza la idea de la violencia como espectáculo o acto lúdico.

 La naranja mecánica reflexiona sobre temas como la delincuencia juvenil, la psiquiatría, el libre albedrío y la corrupción moral de las autoridades. Perturbadora y repleta de imágenes crudas de violencia, se ha convertido en una película de culto aclamada por el público y la crítica y se ha erigido como una de las obras icónicas de Kubrick.