Mosa
Cuerpo

La queratosis pilaris o piel de gallina,  se le llama así a la condición en la que el organismo produce exceso de queratina, una proteína que se encuentra debajo de la piel. Sin embargo, cuando la misma se acumula, provoca la obstrucción de los poros, que se manifiesta por medio de vellos encarnados, barritos y la tan desagradable piel de gallina.La mala noticia es que la queratosis pilaris no tiene cura, es un problema con el que las pieles más secas y sensibles tienen que lidiar de por vida, pero te daremos algunas opciones para controlarla.

1.- Exfoliar antes que nada, porque hay que remover todas las células muertas y la queratina que están tapando tus poros. Puedes hacerlo a través de movimientos circulares con una manopla ligeramente rugosa, o combinando el aceite con azúcar o sal gruesa. Nunca uses un método muy fuerte o demasiado abrasivo.

2.-Hay que hidratar, el  mismo aceite de coco lo puedes usar como si fuera una crema hidratante; excepto que te brindará resultados aún más efectivos y duraderos, normalmente, nadie recomendaría usar aceites en la piel, pero este es muy benéfico para las que sufren esta enfermedad.

3.- La vitamina A te ayudará a tratar la piel de gallina. Nuestra recomendación es que añada a su crema hidratante de urea, vitamina A o ácido retinoico. Así doblara el efecto remitiendo con mayor eficacia la piel de gallina.

4.- Finalmente además de los remedios naturales anteriores, te recomendamos que consultes con tu médico o dermatólogo acerca de la microdermoabrasión. Es un tratamiento que eliminará la parte de la queratosis pilaris, a través de la depuración completa de los granitos indeseados.