Mosa
Cuerpo

El desabasto que hay en  diversas gasolineras de la Ciudad de México, han provocado largas filas de autos y conductores preocupados por llenar sus tanques; sin embargo, más que un desabasto generalizado, lo que se registra son compras de pánico. Pero este grave problema no solo afecta esto sino que también pone en riesgo las enormes exportaciones del aguacate  hacia Estados Unidos.

Cada año, productores mexicanos envían al vecino del norte miles de toneladas del deseado fruto para que lo devoren los fanáticos del fútbol americano la primera semana de febrero, en una apetitosa mezcla que combina cebolla, cilantro y chiles rociados con jugo de limón y un toque de sal.

Sin embargo, los envíos podrían verse afectados por el desabasto de gasolina y diésel que afecta desde hace días a varios estados mexicanos, entre ellos Michoacán  que es el mayor productor de aguacate del país.

¿Imaginan  un Super Bowl sin guacamole?  La fuerte demanda que se genera en la semana de este gran evento, en la que proyectan vender 120,000 toneladas, 20,000 más que el año pasado, hasta ahora, solo se han enviado a Estados Unidos 27,000 toneladas para el consumo en la semana del Super Bowl, que se realizará el 3 de febrero.