El tonto
Cuerpo

Facebook está dispuesto a poner de su parte para intentar ponerle freno al polémico movimiento antivacunas. La red social sirve de plataforma a grupos cerrados de personas que divulgan información errónea sobre los riesgos de la vacunación y expanden falsos mitos.

En las últimas semanas, profesionales sanitarios en Estados Unidos hicieron un llamamiento a la compañía de Mark Zuckerberg para que actúe."Facebook debe establecer entre sus prioridades ocuparse de la amenaza que supone para la salud pública que se compartan falsedades y desinformación. No se trata únicamente de autolesiones, esto es un daño a la comunidad",

Con este escenario, Facebook anunció que ya no recomendará los grupos y páginas que compartan información falsa y mitos sobre vacunas y, aunque ha dicho que no los eliminará, sí que hará que sea más difícil dar con ellos a través de su motor de búsqueda.

En una nota de prensa, la vicepresidenta global de gestión de políticas de la compañía Monika Bickert aseguró que no se permitirán los anuncios que "incluyan desinformación sobre vacunas". También han alterado el algoritmo que usan los anunciantes para que no puedan dirigirse a usuarios que hayan mostrado interés en "controversias sobre las vacunas".

En caso de que alguna cuenta publicitaria se salte la nueva normativa, será eliminada.  Facebook, que en ningún momento se ha referido a los grupos antivacunas sino a la "desinformación sobre vacunas", también planea empezar a distribuir "información autorizada sobre esta materia" a través de la propia plataforma.