Autor
Mosa
Cuerpo

 El adiós es necesario para cerrar el círculo de la existencia; es lo que más duele por los apegos, sin embargo es la cara real de la vida; todo nace, crece y dice adiós. Por doquier está el adiós, solo que nos cuesta tanto acercarnos a enfrentarlo. Nuestra cultura y costumbres nos han hecho sin-adiós, construimos nuestras casas con las losas y cimientos más pesados, para quedarnos a morir en el mismo lugar de nacencia.

Nuestros noviazgos son hasta con el perico de la familia, para demostrar lo tan amorosos que somos; no pensamos en el adiós. No dejamos la ciudad tan fácil porque aquí está todo lo que somos y  nos infectamos de miedo a decirle adiós. Cuando estamos en otro país el adiós le ponemos dos carretonadas con arena de la nostalgia para disfrazar el adiós; siempre estamos queriendo retrasar el  adiós.

1.- Se terminó el amor

2.-Dicen que allá se gana mejor: Adiós

3.-Me cansé de vivir sin sentido: vivir para trabajar, adiós.

4.-Por la inseguridad, le digo  Adiós  al barrio en cada esquina está la muerte.

5.- ¡Por fin mi casa! Me otorgaron el crédito: ¡suegra adiós!

6.-Fue muy hermoso lo que sucedió, pero adiós.

7.-Siento que ya no me  desarrollo en el trabajo: Adiós

8.-Si en la próxima no me quedo: adiós

9.-Familia les tengo una noticia: me voy de casa, adiós.

10.-Amigos de sexto grado de primaria, hoy les digo adiós

11.-Ahí les dejo mi reputación para que la hagan pedazos; vida nada me debes, vida estamos en paz.

Sin lugar a dudas cada uno de estos adioses tienen un buen deseo en el sentido literal de la palabra: Adiós, encomiendo tu alma a Dios;  Vete, vámonos y  dejémoslo todo sin temor a nada.

Siempre que se presente tu adiós abrázalo y comienza a caminar con él

Entretenimiento

Article Video

Panda FM Mix - Promo Slideshow