Cuerpo

El hotel de renta de cápsulas para dormir, Izzzleep, abrió su segunda sucursal en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El Corporativo Izzzleep invirtió 5 millones de pesos en este segundo hotel, el cual cuenta con 48 cápsulas donde los pasajeros pueden rentar un espacio por noche o por horas para dormir, bañarse, recargar sus equipos electrónicos, usar el internet gratuito y ver televisión.

El primer hotel de renta de cápsulas para dormir abrió en Japón, en el Aeropuerto de Narita; el segundo fue el de la Terminal 1 del AICM; el tercero está en otro complejo en Japón; el cuarto es el de la Terminal 2 del aeropuerto capitalino, y el quinto abrió hace poco en Moscú, Rusia.

El concepto del hotel de cápsulas lleva 40 años en Japón, pero los inversionistas mexicanos adaptaron la idea para pasajeros occidentales.

La renta de cápsulas, cuyo cupo es individual, es de 820 pesos la noche o 170 pesos por hora y se alquilan de dos horas en adelante. El que el servicio no es barato, ni puede serlo, porque al estar dentro del aeropuerto todo es más caro: la renta, el agua, la luz, entre otros aspectos.

Sin embargo, alquilar una cápsula es más económico que hospedarse en alguno de los hoteles cercanos al aeropuerto, donde una noche cuesta entre 4 mil 500 y 5 mil 500 pesos.

En la Terminal 1, Izzleep recibe alrededor de mil 300 turistas al mes, de los cuales 65% son mexicanos y el resto extranjeros. La renta de la cápsula le permite al huésped utilizar el baño, la regadera y un locker en el que cabe una maleta pequeña.

Además, cada cápsula tiene un cargador para teléfonos o lap top, una pantalla para ver películas, hay internet y las sábanas son desechables para que cada huésped estrene su ropa de cama y esté seguro de que el lugar está limpio.

La empresa también tiene planes de abrir otros hoteles de cápsulas en Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Cancún; Nashville,Tennessee, y otro en Centroamérica.