Claqueta palomera
Cuerpo

Uno de los últimos títulos de miedo que va a llegar a las carteleras este  30 de noviembre   es Cadáver, titulada en su versión original como The Possession of Hannah Grace. Se trata de una película de terror que, al contrario de lo que sugiere su título, no se centra en un exorcismo pero que sí arranca con él.

Cadáver inicia con un espeluznante exorcismo que se descontrola por completo y se cobra la vida de una adolescente (Kirby Johnson). Meses después, la ex policía Megan Reed (Shay Mitchell) intenta rehacer su vida después de que no lograra evitar la muerte de su compañero y de recurrir a las drogas y el alcohol para sobrellevar su dolor.

 En la película  hay  una voluntad de no ser una simple película de sustos... Así que hay que decir que en el trasfondo hay un drama personal que hila toda la historia. O, si se quiere, dos dramas personales que se entrelazan. El que tiene más peso específico es el de la historia de nuestra protagonista ex policía y el que desencadena toda la parte fantástica es la tragedia familiar del cadáver que Megan debe identificar y custodiar.

 También tiene matices  de humor que tratan de dar respiros al espectador, pero ambas cosas, el drama y los momentos de distensión, están al servicio del terror, que es el género que lleva la voz cantante en todo momento. No perdamos de vista que estamos ante una película de entretenimiento dirigida al espectador que disfruta en el cine pasando miedo.

 Película  dirigida por Diederik Van Rooijen y protagonizada por Shay Mitchell, Stana Katic y Kirby Johnson. Filme que provocara  sobresaltos, nervios y risa, simplemente no te la puedes perder es una buena opción para este fin de semana.