El tonto
Cuerpo

El futuro de la movilidad pasa por el desarrollo de vehículos aéreos de pequeña capacidad, según los especialistas, y se estima que en 2035 el negocio del air taxi alcance los 32.000 millones de euros. En el mundo existen actualmente seis prototipos de aerotaxis.

El prototipo está diseñado para el traslado de una persona o cargas de hasta 150 kilogramos, y cubrir en aproximadamente 15 minutos distancias urbanas de hasta 15 kilómetros, con lo que se cubrirían las necesidades de transporte del centro urbano del 85% de todas las ciudades del mundo, según han explicado los portavoces del centro tecnológico.

La velocidad durante los trayectos sería de 90km/h, aunque la arquitectura podría permitir velocidades de hasta 190 km/h, y la altura del vuelo se encontraría entre los 100 y los 300 metros.

El aerotaxi de Tecnalia está compuesto por una cabina aerodinámica de 1,8 por 2 metros, con puerta y ventana, y por cuatro drones colocados en la parte superior e inferior de la nave, que permiten el desplazamiento de esta. Esa es su principal innovación, el sistema de control avanzado, puesto que esos drones se mueven de forma independiente, pero coordinada entre sí, lo que favorece la estabilidad, eficiencia, precisión y controlabilidad de la cabina y, por tanto, el confort en su interior.

El producto final será autónomo, incorporando las tecnologías de posicionamiento y comunicación del resto de vehículos autopilotados. Tendrá también capacidades de aterrizaje y despegue precisos en espacios reducidos, como una plaza de aparcamiento, y podrá soportar condiciones ambientales adversas, tales como fuerte viento y lluvia, así como minimizar el flujo de aire molesto a la hora de despegar y aterrizar.

Países como Alemania y Francia ya se están posicionando con proyectos piloto y en 2020, Los Ángeles, Dallas, Dubai, Singapur y Tokio realizarán los primeros vuelos experimentales en sus ciudades.