El tonto
Cuerpo

La prisión más inteligente del mundo, con muñequeras de rastreo y robots detectores de drogas, puede que sólo la hayas visto en alguna película de ciencia ficción. Sin embargo, cada vez nos acercamos más a esa realidad. Y es que actualmente esto ocurre en tres centros penitenciarios en Hong Kong se busca convertir las correccionales en “cárceles inteligentes”.

En la zona de Asia Oriental, anunciaron un plan para utilizar robots, dispositivos portátiles y otro tipo de tecnologías, para mejorar la forma en que se administra a los más de ocho mil internos alojados en sus instituciones correccionales. El Departamento de Servicios Correccionales del país asiático anunció su estrategia para desarrollar un “sistema inteligente de prisiones”.

El primer paso será probar varias tecnologías a pequeña escala y luego implementarlas ampliamente, con el objetivo de observar si se consigue el impacto deseado. Entre la variedad de dispositivos que se exploran para utilizar se encuentran: Una pulsera inteligente que facilitará el monitoreo de la ubicación de los prisioneros en todo momento.

Otra herramienta de seguridad que ya se pone a prueba es un sistema de videovigilancia aumentada con  inteligencia artificial, el cual está diseñado para detectar cierto comportamiento tras las rejas. Por ejemplo, puede reconocer conductas autolesivas, peleas y si una persona se desmaya.

Cabe resaltar que esta no es la única tecnología inteligente aplicada en una prisión. En los Estados Unidos, algunas cárceles invierten en sistemas de IA de detección de drones, diseñados para combatir el contrabando mediante el monitoreo del tráfico sospechoso áreas específicas.