Cuquita
Cuerpo

El herpes labial, también llamado ampollas febriles, es una infección viral común. Son pequeñas ampollas llenas de líquido en y alrededor de tus labios, las cuales suelen agruparse en parches. Después de que las ampollas se rompen, una corteza se forma sobre la úlcera resultante. Los herpes labiales suelen curarse dentro de dos a cuatro semanas sin dejar cicatrices. Pero no te preocupes aquí te dejamos unos consejos de loe que puedes hacer para controlarlos.

1. Aplica un ungüento para el herpes labial.

Docosanol es una crema de venta libre para el herpes labial. Debe aplicarse con frecuencia y puede acortar un brote por unas cuantas horas o un día.

2. Prueba otros remedios.

Algunas preparaciones sin receta contienen un agente de secado, como el alcohol, que puede acelerar la cicatrización.

3. Usa bálsamos para los labios y crema.

Protege tus labios del sol con una crema de óxido de zinc o un bálsamo labial con bloqueador solar. Si tus labios se secan, aplica una crema hidratante.

4. Aplica una compresa fría.

Un paño fresco y húmedo puede reducir el enrojecimiento, ayudar a eliminar la costra y promover la curación.

5. Aplica cremas para aliviar el dolor.

Las cremas de venta libre con lidocaína o benzocaína pueden ofrecer algún alivio para el dolor.