Cuquita
Cuerpo

Uno de los tratamientos estéticos más controversiales es el llamado "Facial Vampiro", del que a la fecha no hay evidencia científica de sus supuestas propiedades.  Los especialistas han advertido sobre los riesgos que implica el uso inadecuado de este procedimiento que puso de moda Kim Kardashian.

El tratamiento volvió a ser noticia recientemente luego de que dos personas que se sometieron a él en un spa de Albuquerque, contrajeron el VIH. Las pacientes fueron inyectadas con material reutilizado.

Algunos centros estéticos ofrecen esta terapia para rejuvenecer, bajar de peso, moldear el cuerpo y aumentar senos y glúteos. El "Facial Vampiro" consiste en la extracción de sangre para obtener plaquetas que luego son aplicadas en el propio cuerpo.

De entrada, la delicada operación requiere de las más altas condiciones de higiene y asepsia y que su aplicación sea la adecuada. Los especialistas alertan que si el producto no se coloca con buena técnica y por profesionales capacitados, el riesgo de dañar el cuerpo es grande.

La principal amenaza es que su inadecuada aplicación puede desencadenar infecciones bacterianas con graves consecuencias. Otra advertencia es que si bien se pueden obtener resultados inmediatos como un rejuvenecedor, los efectos positivos apenas duran un año.

Vistos los riesgos y las consecuencias, lo mejor es no dejarse engañar y buscar otro tratamiento de belleza. Y, sobre todo, dejar el cuidado de nuestro cuerpo en manos de expertos autorizados por instituciones de salud oficiales.