El tonto
Cuerpo

La compañía china Huawei presentó su nuevo bebe,  el Mate X, su primer teléfono inteligente con pantalla plegable. El lanzamiento tuvo lugar en el marco del Congreso Mundial de Móviles en Barcelona, menos de una semana después de que la surcoreana Samsung presentara su móvil plegable, el Galaxy Fold.

El Mate X de Huawei coloca su pantalla desplegable en la parte exterior del dispositivo, de modo que cubre la parte frontal y posterior del teléfono cuando está cerrado.Ya sea abierto o cerrado, la pantalla es más grande que la de Samsung. El dispositivo de Huawei también es más delgado cuando se cierra.

Cuando está cerrada, la pantalla más grande del Mate X es de 6,8 pulgadas y la más pequeña de 6,6 pulgadas, lo que las hace más grandes que la del iPhone XS Max. La pantalla principal del Samsung Galaxy Fold es de 7,3 pulgadas cuando se despliega. Su otra pantalla es de 4.6 pulgadas.

Cuando está cerrado, el Mate X tiene un grosor de 11 mm. El Fold mide 17 mm de espesor en su punto más ancho cuando está cerrado. A diferencia del Fold, el Mate X no coloca ninguna de sus cámaras en el mismo lado que su pantalla cuando se despliega.

En su lugar, se colocan en la otra cara del dispositivo en una barra que también cuenta con un sensor de huellas dactilares. Esta barra corre por el lado de la menor de las dos pantallas plegadas cuando está cerrado y se duplica como un agarre lateral cuando está abierto.

Esto pone potencialmente al Mate X en desventaja con respecto al Fold, ya que resulta imposible utilizar su pantalla desplegada para tomar selfies. Sin embargo, aún no está claro si esto será una consideración seria en la práctica.

Sin embargo, la ventaja del Mate X es que, como consecuencia, no tiene un corte de "muesca" en su pantalla. El Mate X tiene un precio inicial de US$2.600 y saldrá a la venta a mediados de este año. Esto supera la cifra de US$1.980 del Fold de Samsung, aunque una vez que se tienen en cuenta los impuestos, la diferencia debería ser menor.