Cuquita
Cuerpo

La Doctora Leonora Olivos, egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) participado  en el estudio de la primera hormiga mutante.

La científica mexicana decidió estudiar a estos insectos como un modelo biológico de investigación con estructura social “En las hormigas la comunicación es muy interesante, se basa en señales químicas llamadas feromonas, y como evidencia de la complejidad del sistema olfativo con el que perciben estas sustancias, podemos decir que tienen 10 veces más sensores olfativos que la mosca”.

Se generó una hormiga deficiente para anular la función de todos sus receptores; al no funcionar debido a la mutación, se demostró la importancia que tienen para la comunicación

Las hormigas mutantes presentaron una conducta atípica: por ejemplo, en ciertas fases de su desarrollo forman nidos para proteger a sus crías, y las mutantes no se incorporaron a esta actividad, más bien, fueron bastante antisociales.