Echar chal
Cuerpo

Homas Van Den Dungen, dueño de la empresa Skulptura Projects GmbH, rompió un Récord Guinness tras edificar el castillo de arena más alto del mundo. Mide 17.66 metros y se utilizaron 11 mil toneladas de arena para concretar la obra.

En el proyecto participaron un total de 20 personas, 12 escultores y ocho técnicos que laboraron ocho horas diarias durante tres semanas y media.

El castillo se construyó utilizando solamente arena y agua, sin aditivos ni estructura de soporte interno. El diámetro de la base circular mide aproximadamente 26 metros”. Récord Guinness.

Este record se rompió este cinco de junio, por lo que el famoso libro incorporará en sus páginas la marca que esta obra de arte rompió, pues su diseño es espectacular y su estructura rompe los paradigmas.

Cabe destacar que esta construcción es parte de la integración de una exposición de culturas de arena, la cual estará a disposición del público hasta el tres de noviembre de presente año.