Panda Zambrano
Cuerpo
Cuerpo
Cuerpo

Hace unos días la ídola de nosotras las chicas multicolor con pajarito, se manifestó en Washington, D.C. en la marcha de las mujeres para rebuznar en contra de Donald Trump. Está en todo su derecho, pero tampoco que nos quiera contar una de vaqueros cuando es más que obvio que se trata de oportunismo para, como le fascina, estar frente al reflector.

No es para menos, porque hace años que esta anciana ridícula no tiene un éxito real. Desde principios de la década de los dosmiles para ser exactos con su hit “Music”. El resto de sus canciones desde ese tema a la fecha, han pasado sin pena ni gloria, por más que lo intente.

Sin importar si es “featuring: Justin Timberlake”, “producido por Pharrell Williams”, o “en colaboración con Chico Che y la Crisis”, todo ha venido a menos con la que algunos llaman “la reina del pop”, porque para mi solo es “la reina de la ridiculez”; especialmente ahora que ya esta toda guanga.

Recordemos cómo en los ochentas y noventas, Madonna construyó una imagen de prostituta arrabalera de cuarta, al grado de que en distintas ocasiones la vetaron en MTV y/o varias estaciones de radio, revistas, periódicos y demas…y ella feliz por estar generando polémica.

Como el estar enseñando la cococha ya no funcionó, ahora está “súbitamente” interesada en los derechos de las mujeres. Jajajaja…¿Y la pose apá? Ahora si que como dice en su canción aquella Vogue: Strike a pose! Anciana ridícula.