Cuquita
Cuerpo

A todos alguna vez nos ha pasado que vamos a una piscina o a la playa y, por alguna causa, nos entra agua al oído. Esta sensación es una de las más desagradables que pueden presentarse, ya que no se escucha bien y se siente un constante zumbido realmente agobiante

1. Cabeza de lado, puedes ladear la cabeza y golpear con tu mano la nuca o bien el otro oído para hacer que el agua se ‘destapone’ y baje.

Cuando el agua se encuentra muy adentro, otra forma es saltar con la cabeza de lado. Esto logrará que la presión ejercida por el salto expulse el agua.

2. Acostarte de lado sobre la cama, este truco es realmente efectivo y muy fácil. Solo tienes que acostarte sobre el oído afectado y dejar que la gravedad actúa por sí sola. Puedes inclinar un poco la cabeza para lograr que esté paralela a la cama; de esta manera, el conducto auditivo estará recto y el agua bajará sola.

3. Secador de cabello, lo recomendable es encenderlo en la potencia más baja y colocarlo a una distancia prudencial, para evitar quemaduras, y dejarlo unos minutos. Esto hará que el agua salga por el viento que despide el secador, o bien que se seque y evapore por el calor.

4.-Vinagre y alcohol, este es otro método sumamente efectivo para eliminar el agua del oído. Para su uso, mezcla alcohol con vinagre y vierte unas gotas sobre tu oreja. Después, dejálo reposar por 5 minutos y voltea la cabeza para que el agua salga.

5.-Agua oxigenada, Al igual que el alcohol, basta con agregar unas gotitas de esta en el oído afectado y dejarlo reposar por 5 minutos. Acto seguido, voltea la cabeza y deja que salga todo el agua. En definitiva, cualquiera de estas soluciones caseras y naturales puede serte de ayuda para prevenir infecciones y dolores innecesarios. Si vas a pasar un día refrescándote en la piscina o en el mar, procura sacar el agua del oído al finalizar la jornada.