Echar chal
Cuerpo

Una familia descubre que su perro era un oso en peligro de extinción, pues ellos pensaron  que la mascota que habían criado desde cachorro era un perro, pero en realidad ni era perro y, además, lo que tenían en casa era una especie en peligro de extinción.

Los miembros de una familia en China, que durante años pensaron que habían criado a un perro Mastín Tibetano, una de las razas más longevas y caras del mundo.  Aunque el gran animal parecía ser sólo un perro, un día la familia descubrió que su mascota en realidad era un ejemplar de otra especie.

La señora Su y su familia, quienes viven en la provincia de Yunnan, al este de China, tardaron dos años en descubrir que su mascota, que habían criado desde cachorro como un perro, realmente se trataba de un oso negro asiático.

Ya con 200 kilos de peso y una altura de un metro, la familia se percató que algo estaba muy raro y decidieron llevarlo a revisión. Fue en el veterinario cuando se dieron cuenta que lo que tenían en el hogar en realidad no era un perro, más bien un oso negro asiático.

Al estar conscientes del peligro que conllevaba tenerlo en casa, la familia optó por acudir a la Policía Forestal para exponer la situación. Ya con las autoridades, la peculiar mascota fue enviada a un centro de vida silvestre para que reciba mejor atención.