Autor
Enlace Deportivo
Cuerpo

La olla express llamada Cruz Azul acaba de incrementar más su temperatura. Paco Jémez parece no ser el cocinero que se esperaba  en el restaurante de La Noria, pues los resultados de sus platillos futbolísticos no avalan para nada su trabajo al frente de los cementeros, quienes sufrieron una derrota más, patrocinada en esta ocasión, por los Piojo boy's de la frontera un gol a cero.

Los Xolos consiguieron hacer pesar su localía, embolsarse tres puntos más para su causa, no soltar el liderato de la competencia y ponerle verdadera presión a la Máquina que se descarrila tanto en Copa como en Liga.

Hace no mucho tiempo se le criticaba al conjunto celeste por la ausencia de carácter, de actitud y de temple para disputar sus encuentros. Hoy podemos decir que se nota con más alma pero la garra no es suficiente si su funcionamiento no es el adecuado y más, si su contundencia está por los suelos. 

Entiendo que el proyecto del español apenas comienza y que de alguna manera habría que pagar derecho de piso. El triunfo inicial en la Liga fue sólo un espejismo porque Necaxa no exhibió las debilidades de Cruz Azul pero conforme los compromisos se fueron presentando, los rivales hallaron la forma de vulnerar el sistema de Jémez: una ofensiva desbocada tratando de derrumbar las murallas defensivas de su adversario, que de no cumplir su objetivo, cede la iniciativa para el contragolpe y, en términos taurinos, recibir una fatal estocada.

Cuatro unidades de 12 posibles mantienen a la máquina en el limbo de la tabla general del Clausura 2017 y las llamas del descenso le queman los pies con una distancia no muy amplia respecto a Morelia, Veracruz, Chiapas y Puebla.

Deportes

Panda FM Mix - Promo Slideshow