Autor
Pepe el Toro
Cuerpo

Resulta muy práctico pedir a domicilio, en especial en estas compañias que tienen una carta limitada y un proceso muy depurado, ya que suelen ser confiables y rápidos (en especial últimamente con Uber Eats). Esta noche no se si ocurrió un error de la Matrix o simplemente será un caso más para Misterios sin Resolver.

Usando su página web, ordenamos a Domino's Pizza...se marcó la dirección, se colocó la orden y nos llegó la confirmación de esta al correo electronico, dentro del cual aparece la opción para rastrear tu orden:

Domino's Pizza Rastreador
Rastreador de Domino's Pizza

...según el cual, la orden fue entregada al repartidor despues de 14 minutos con 24 segundos. Hasta aquí todo excelente. Pasaron algunos minutos, y cuando estaban a punto de cumplirse casi los 30 minutos, mientras me preguntaba si comería gratis al validar su garantía de entrega antes del lapso antes mencionado, entró una llamada telefónica...era el repartidor preguntándome si mi numero de calle era tal...en cuanto le respondi, se cortó la llamada. A los pocos minutos llegó y me entregó la pizza.

Horas más tarde, marcan de sucursal disculpándose por la hora y recapitulando la entrega, lo cual confirmé. No le entendí del todo, pero me estaba pidiendo si podría mandarme a dos repartidores para que reconociera al que entregó mi orden. Le dije que no habia problema, pero que no recordaba todos los detalles como complexión, cara, y demás características físicas del mismo. Durante la comunicación, la persona de la sucursal me pidió si podía anotarle el teléfono que aparecía en el identificador de llamadas y me regresaba la llamada para que se lo diera.

Así fue...el asunto es que el repartidor no pago la pizza en sucursal. Me imagino que como ya estaba a punto de terminar el plazo del tiempo de entrega, le argumentó a sus jefes que no quisimos pagarla, clavándose él esa lana. ¿Misterio sin resolver o una transa más a la mexicana?

Tips

Panda FM Mix - Promo Slideshow