Cuquita
Cuerpo

El Día de la Brujas es un evento que ocurre cada año y es muy esperado por los niños, para que este crepúsculo de Halloween  sea muy seguro para ti y tu familia, dejamos  algunos consejos de seguridad para disfrutar este  gran evento.

Los disfraces de los niños deben ser a su medida, es importante ver que no sean muy largos para evitar que se tropiecen o se enreden en ellos o que se puedan quemar con algo, también es importante  cerciorarse de que los zapatos le queden bien y no se les salgan cuando los pequeños corran felices para pedir su calaverita.

Es recomendable que a los infantes no se les pongan máscaras, ya que estas pueden obstruir o limitar la visión, es mejor  usar como alternativa maquille no tóxico o sombreros decorativos que son más seguros, o quizás algunas pelucas y accesorios que puedan decorar ese disfraz, los  lentes de contacto decorativos pueden llegar a ser también delicados para la salud de las personas, así que si deseas usarlos es importante que  te hagas  examen de los ojos o visites a un oftalmólogo.

Cuando  ya estén listos para salir a pedir dulces es importante que los padres o un adulto responsable siempre acompañen a los niños pequeños cuando hacen sus rondas con los vecinos. Y si algún niño mayor va solo  asegúrese de saber la ruta que van a tomar y acuerden  la hora que deben regresar a casa.

Es importante permanecer  en calles bien iluminadas y siempre caminar por arriba de las banquetas, cruzar  la calle en grupo y en zonas establecidas y nunca cruzar entre dos automóviles estacionados o por las entradas para autos. Si a estos le podemos sumar  pegar cinta reflectante en los disfraces y en las bolsas para dulces, tendremos más protegidos a los niños y seguro pasaran una noche de brujas espectacular.