Echar chal
Cuerpo

Derek Lalchanhima, es un niño de Sairang, India, sorprendió con su bondad y  nobleza.  Ya que  mientras jugaba con su bicicleta, atropelló a un pollito y lo mató.

El pequeño obviamente no sabía que el animalito había muerto pero él tomó sus ahorros y lo llevó al veterinario.

"El niño se fue solo al veterinario porque sus papás le insistieron en que no había nada que hacer por el animalito", dijo un testigo.

La enfermera subió la foto a las redes sociales y su padre, al verla, dijo que no sabía si reír de ternura o llorar por el acto de amor del pequeño que ya no podía curar al ave.

Los doctores le explicaron a Derek que el pollito había muerto y no dejaba de llorar. Sin embargo, en la escuela le dieron un reconocimiento por su gran corazón. Se necesitan más niños así de sensibles y responsables.