Cuquita
Cuerpo

Si tú eres una de esas victimas que tiene la piel grasa, esto puede resultar demasiado antiestético cuando se forman brillos y se hacen visibles en algunas partes del rostro como la zona T. Este tipo de pieles se caracterizan además por la presencia de granitos y puntos negros, por lo que requieren un tratamiento y un cuidado específico para mejorar su apariencia. Te algunas recetas de cómo hacer mascarillas caseras para la piel grasa.

1.- Mascarilla de pepino y limón

El pepino combinado con el limón proporciona una mezcla excelente y muy eficaz para combatir la piel grasa del rostro. Necesitas: 1/2 pepino, Zumo de limón y 1 clara de huevo.

Lo primero que debes hacer es pelar el pepino e introducirlo junto a la clara de huevo y una cucharada de zumo de limón en el vaso de la batidora. Bate todos los ingredientes hasta que se haya creado una pasta homogénea y uniforme. Una vez hecho este paso, aplica la mascarilla por todo el rostro y retírala con agua tibia cuando hayan pasado unos 15 o 20 minutos.

2.- La mascarilla de tomate es un tratamiento perfecto para las pieles grasas. Rico en vitamina A y C, el tomate es un antioxidante con múltiples beneficios para la piel y entre uno de ellos, está su capacidad de reducir el aspecto grasoso del cutis. Para elaborar esta mascarilla casera de tomate necesitas: 1 tomate bien maduro, Zumo de limón y  Avena.

Introduce el tomate junto con el zumo de medio limón y una cucharada de avena en el vaso de la batidora y procésalos hasta que la pasta sea homogénea. Luego, aplica la mezcla sobre la piel de la cara y déjala actuar durante unos 10 o 15 minutos antes de retirarla con abundante agua tibia. Tu piel se volverá más suave pero sin notar sequedad.

3.- Mascarilla de yogur y miel, es una receta casera muy eficaz para reducir el acné, hidratar la piel y eliminar la grasa, ya que la combinación de los ingredientes la convierten en una mascarilla ideal para pieles con oleosidad, necesitas: 1 cucharada de yogur , 1 cucharada de miel.

En un recipiente coloca el yogur y mezcla con la miel, con el rostro limpio, aplica con movimientos circulares haciendo hincapié en las áreas más grasas o con más cantidad de granitos. Deja actuar 15 minutos y luego retira con agua tibia.