El tonto
Cuerpo

Sucede en cada evento de Apple. Cada nuevo detalle del Mac Pro, el ordenador más potente de la firma, es recibido por los asistentes a la conferencia anual con aplausos y vítores mientras se anuncian. La multitud presente en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) enmudeció al ver el costo de un simple soporte para monitores.

En la pantalla gigante apareció blanco sobre negro los US$999 que habrá que pagar por el "pro stand". El accesorio es necesario para quienes quieran colocar la nueva pantalla 6K y 32 pulgadas sobre la mesa, pues la Pro Display HDR que acompaña al ordenador de sobremesa está diseñada sin ese apoyo.

Los reporteros especializados en tecnología de BBC preguntaron si el elevado precio de un producto poco tecnológico puede indicar que Apple ha perdido contacto con la realidad.

El precio de US$5.999 de la computadora en sí, o incluso los US$4.999 del monitor, no sorprendió a la audiencia. Después de todo, estos son productos de alta gama dirigidos principalmente a profesionales en el mundo del diseño y la producción de video.

Pero colocar un precio de US$999 por el soporte, en lugar de venderlo junto con el monitor, hizo sentir a muchos que Apple estaba siendo arrogante. Como si diera por sentado que sus fieles seguidores pagarían cualquier precio por cualquier cosa que lleve su logotipo.