Claqueta palomera
Cuerpo

Chicuarotes es la segunda película como director del actor mexicano Gael García Bernal, una mezcla de humor y violencia muy a la mexicana.

Cagalera y Moloteco son dos adolescentes de San Gregorio Atlapulco que buscan desesperadamente alejarse de las circunstancias opresivas en las que viven. Cuando se enteran de la oportunidad de comprar una plaza en el sindicato de electricistas, que podría transformar sus vidas, se adentran en el oscuro mundo criminal de la Ciudad de México, en un intento por comprar su libertad.

Chicuarotes se convierte entonces en un alegato contra la violencia sin mucha elocuencia, limitándose a retratar a unos jóvenes sin mucho futuro y shockear al público con sus actos más viles. Por eso la segunda parte del largometraje parece responder al sensacionalismo del tercer mundo, del barrio

El país de Chicuarotes no tiene salida, ni futuro. Está sumido en una permanente crisis que, al menos para Gael García Bernal, carece de soluciones, sólo una empinada caída al caos.