Cuquita
Cuerpo

Llegan las bajas temperaturas, la lluvia. Y esto provoca que  las personas son más propensas a sufrir enfermedades respiratorias, aumentar de peso y hasta sufrir depresiones y cuadros de estrés. Por eso, te damos algunos consejos para sobrellevar de mejor manera la temporada de frío, ya que en estos días el frio ya se hizo presente y estamos a tiempo de protegernos.

1. Mantener y reforzar tu organismo

En invierno, los virus que causan los resfríos y la gripe circulan con mayor frecuencia y los contagios aumentan por el hecho de estar en ambientes cerrados y mal ventilados. Para ello, lavarse las manos sigue siendo una de las mejores formas de evitar el contagio. Además, es recomendable taparse la boca o cubrirse con el brazo al momento de estornudar o toser para evitar la propagación de los gérmenes. Asimismo, te recomendarnos tomar  vitamina C.

2. Evitar cambios bruscos de temperatura

Debe tomar en cuenta que la temperatura de las casa son más elevadas, por eso es importante ventilar tu hogar y no dejar el mismo clima todo el tiempo, si sales de tu casa a la calle intenta tapar tu boca y nariz mientras te vas aclimatando y por nada del mundo cambies bruscamente de temperatura. Recuerda que  los extremos de temperatura son perjudiciales en esta época del año

3. Reforzar el cuidado de la piel

La piel lucha contra los efectos del frío y los cambios  de temperatura. Para afrontar estas variables es aconsejable estar pendientes de hidratar, proteger y nutrir la piel para evitar descamaciones, paspaduras y grietas, puedes usar alguna crema humectante o aceites para bebe.

4. Cuidar de la alimentación

En invierno, el cuerpo necesita más calorías para afrontar el frío, lo cual suscita la probabilidad de aumentar de peso durante la temporada. Para evitar esta situación, es recomendable mantener los horarios de alimentación y  modificar la temperatura de las comidas con alimentos tibios

5. Cuidar el estado de ánimo

Los meses de frío representan para muchos tiempos de estrés y de tristeza. De hecho, algunas personas son diagnosticadas con el denominado Trastorno Afectivo Estacional. Por eso, es importante mantener una actitud y una disposición mental positiva. Una buena opción para esto es hacer ejercicio y mantenerte distraído.