Cuquita
Cuerpo

El licuado con avena y manzana verde, es un sencillo remedio para cuidar de nuestra salud y controlar nuestro peso. Sus beneficios son múltiples, y por eso  queremos hablarte de todas sus increíbles propiedades.

No solo será adecuado para regular nuestro peso, sino que además, combinar la avena con la manzana será ese desayuno ideal para ti y toda tu familia.

1.-Ideal para combatir el colesterol

No lo dudes, si tu médico te ha informado de que tienes el colesterol malo o LDL en unas dosis demasiado elevadas, incluye el remedio de avena y manzana verde en tu dieta.

Como principal propiedad, la avena absorbe con su fibra nuestras toxinas y el exceso de colesterol malo presente en la sangre.

En el caso de la manzana verde, ocurre lo mismo. Gracias a sus polifenoles y su pectina logramos, por ejemplo, eliminar el colesterol LDL, además, equilibramos el colesterol bueno o HDL en sangre. Algo vital para evitar numerosos problemas cardíacos.

Este remedio nos ayudará también a regular la hipertensión, gracias a su bajo nivel de sodio, y su adecuado nivel en potasio.

2.- Perfecto remedio para adelgazar

Avena combinada con manzana verde se potencian sus propiedades. Así, este licuado es perfecto si te preocupa controlar el peso.

Controla el nivel de azúcar en nuestro organismo. Es un licuado ideal para diabéticos y que ayuda además a poner en funcionamiento el metabolismo, tal y como señalábamos.

Es un licuado saciante, de ahí que sea perfecto para tomarlo en tus desayunos. Evitarás picar entre horas y llegarás en perfectas condiciones a la hora del almuerzo.

Este remedio a base de avena y manzana verde nos va a ayudar a producir una enzima llamada lecitina en nuestro hígado. Este elemento ayuda a depurar el organismo, eliminar grasas y, a la vez, limpiar de las arterias posibles depósitos de grasa.

3.-Regulador metabólico

La combinación de la fibra de la avena con la pectina presente en la manzana verde, hará que nuestro metabolismo se ponga en marcha para ayudarnos a depurar y quemar grasas.

Dada esta propiedad metabólica, los nutricionistas nos recomiendan tomar el licuado de avena y manzana verde por las mañanas. Gracias a él, quedaremos saciadas, obtendremos una dosis ideal de fibra y lograremos acelerar el metabolismo.