Echar chal
Cuerpo

Alrededor de las 13 horas con 28 minutos, a bordo de su famoso Jetta blanco. Andrés Manuel López Obrador llegó a Palacio Nacional,  tras rendir protesta como presidente de México y dirigir un mensaje en la Cámara de Diputados

En el recinto, se llevó a cabo una recepción con los jefes de Estado invitados al evento. Se prevé que a las 16:30 horas inicie una celebración en el Zócalo capitalino y que a las 17 horas el nuevo presidente de la República emita un mensaje.

Mientras recorría las calles de la Ciudad de México hacia el centro de la capital, cientos de personas esperaban el paso del presidente para saludarlo y trata de acercarse a él. Entre gritos de aprobación, porras y banderas de México y Morena, López Obrador le correspondía a sus seguidores con saludos y mucha amabilidad.

El presidente  electo, luego de recibir la banda presidencial, propuso al pueblo de México: que se comprometerá que durante su sexenio no subirá el precio de las gasolinas más allá de la inflación, incluso, prometió que en cuanto empiece operaciones la refinería que planea construir en Tabasco, los costos de los combustibles bajarán.

Finalmente, así como soy Juarista y Cardenista, también soy Maderista y seguidor del sufragio efectivo y la no reelección. Trabajaré 16 horas diarias para dejar en seis años muy avanzada la obra de transformación.” Haré cuanto pueda para eliminar las transgresiones que los corruptos crearon”.

Al finalizar su discurso, emitido desde el Palacio Legislativo de San Lázaro de la Ciudad de México, aseveró y  concluyó invitando a la ciudadanía a “aceptar el reto y participar para celebrar juntas y juntos del esplendor y cultura de nuestro querido México”.