Cuquita
Cuerpo

La acumulación de células muertas en la piel, la fricción, la exposición prolongada al sol o un desequilibrio hormonal pueden ser la causa de las manchas oscuras en las rodillas y los codos. Estas partes de nuestro cuerpo no contienen glándulas sebáceas, y es importante protegerlas de la resequedad mediante la higiene y cuidados especiales. Aquí te decimos como puedes mantener tus codos y rodillas blancas y sin esa manchas molestas que hacen que se vean como percudidas.

1.- El limón es un excelente ingrediente para aclarar la piel. Contiene demasiados antioxidantes y gran cantidad de vitamina C, los cuales promueven la regeneración de los tejidos y mejoran su apariencia. El bicarbonato de sodio actúa como un blanqueador ligero y efectivo para las áreas oscuras del cuerpo.

Toma un limón y córtalo en 2 mitades, agrega 1 cucharada de bicarbonato de sodio sobre él.

Frota esa mezcla en tus codos y rodillas durante 1 minuto, deja reposar durante 15 minutos y luego lava con agua tibia. Repite una vez cada 2 días para conseguir mejores resultados.

2.-La papa es rica en catalasa, una enzima biocatalizadora que puede aclarar naturalmente el tono de tu piel. El uso diario suavizará tus tejidos y te ayudará a deshacerte de las manchas oscuras.

Ralla la papa, exprime el jugo que suelte y aplícalo en tu piel, déjalo por 15 minutos, luego enjuaga con suficiente agua. También puedes frotar tus codos y rodillas con una papa cortada en rodajas durante unos 10-15 minutos y luego enjuagar.

3.-El aceite de coco está compuesto de ácidos grasos esenciales y vitamina E, los cuales ayudan a reparar la piel oscura y deteriorada.

Después de cada ducha aplica el aceite de coco en las áreas afectadas, masajea suavemente durante 2-3 minutos hasta que la piel absorba totalmente el producto.

También puedes agregar 1/2 cucharadita de jugo de limón fresco a 1 cucharadita de aceite de coco y masajear suavemente las rodillas y los codos con esa mezcla durante varios minutos.

4.-La miel actúa como un humectante natural. En combinación con el limón, puede hacer maravillas en tu piel.

Mezcla 2 cucharadas de miel, el jugo de medio limón y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Aplica esa mezcla sobre las áreas afectadas, deja reposar de 20 a 30 minutos y enjuaga.

5.-Un exfoliante casero hecho con azúcar y aceite de oliva nutrirá, hidratará y eliminará las células muertas de tu piel.

Combina cantidades iguales de azúcar y aceite de oliva para hacer una mezcla homogénea. Aplica en las rodillas y los codos, y masajea con movimientos circulares durante aproximadamente 5 minutos.