Cuquita
Cuerpo

Afortunadamente, los dermatólogos aseguran que, en general, las astillas son fáciles de quitar, de manera que tú puedas realizar otras actividades más agradables. Las astillas vienen en todas las formas y tamaños, y realmente pueden hacer daño.

 Para reducir el dolor y la posibilidad de una infección, las astillas deben eliminarse lo más rápido que sea posible. Aquí te decimos como lo puedes hacer.

1.-Con agua y jabón, lava suavemente la zona donde la astilla ha entrado en la piel y después sécala de igual forma.

2.-Usa una lupa si la astilla es muy pequeña. Identifica su tamaño y la dirección en la que entró en la piel.

3.-Para quitar la astilla, utiliza unas pinzas (si tienes quirúrgicas mejor) para agarrar la parte que sobresale de la piel. Pero primero esteriliza la punta de las pinzas con alcohol.

4.-No te arriesgues a romper la astilla en varios pedazos por tratar de exprimirla hacia fuera.

5.-Si toda la astilla está debajo de la piel, es posible que necesites una pequeña aguja para retirarla. Para ello, esteriliza la aguja con alcohol y perfora la superficie de la piel en un extremo de la astilla. A continuación, utiliza las pinzas esterilizadas para sacar la astilla, una vez que salga fuera de la piel.

6.-Finalmente, limpia el área de la piel con agua y jabón y aplica vaselina y un vendaje.