Cuquita
Cuerpo

Actualmente si tienes antojo de un pastel, pero no cunetas con un hornos, pues ya no será impedimento que lo puedas hacer. Aquí te dejamos la receta de un pastel de queso y fresas sin horno. La preparas en 15 minutos, pero tendrás que dejarlo en la nevera al menos 6 horas para que adquiera firmeza. El resultado te sorprenderá.

Ingredientes

12 galletas integrales picadas

1 taza de azúcar glass (usamos azúcar normal y la trituramos hasta lograr azúcar en polvo)

75 gr de mantequilla sin sal

Una tarrina de 250 g de queso crema (más ligera que la nata)

250 ml de leche evaporada

1 cucharada de zumo de limón

1 cucharadita de aroma de vainilla

150 g de fresas cortadas en trozos, puede poner arándanos, moras o frambuesas si lo prefieres

Ahora manos a la obra con la preparación

Comenzamos picando las galletas integrales, también puedes usar de avena con ayuda de un rodillo o aplastándolas con un vaso. Ponemos a su vez la mantequilla en el microondas unos seguidos a máxima potencia y luego la dejamos dentro un par de minutos.

En un recipiente mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla derretida y el azúcar en polvo.  En un molde añadimos la mezcla de galletas anterior. La extendemos en el molde con ayuda de un vaso o un rodillo, nos tiene que quedar de un grosor de unos 2 o 2,5 cm. Menos no porque se rompería la base. Presionar las galletas en el molde y dejar enfriar en la nevera una hora.

A continuación,  mezclamos el queso crema con la vainilla, el zumo de limón y la leche evaporada. Sobre la leche evaporada si nunca la has usado te cuento que no es leche condensada, nada que ver. Es leche normal a la que se le ha extraído hasta el 60% del agua.

Posteriormente añadimos el queso crema encima de la base de galletas dentro del molde. Ahora a la nevera mínimo 6 horas. Hay que darle tiempo a todos los ingredientes a que vayan cuajando. Pasado el tiempo de reposo en la nevera.

Desmoldar la tarta y  cortar las fresas y ponerlas encima en este punto si prefieres moras, arándanos o frambuesas solo tienes que añadirlas a la tarta y listo. Se puede añadir mermelada de fresas, pero así solo con las fresas no hace falta más.