La Marmota con Parkinson
Cuerpo

Rara vez enciendo el televisor para sintonizar algo en el sistema abierto donde Telerisa, Tv Zapoteca y Carmela 3 no ofrecen otra cosa más que aburrimiento. Aunque de lo poco que he visto prevalece su marcada obsesión por buscar la participación del público en redes sociales a través de sus ingeniosas “preguntas del día” en la que publican un cuestionamiento planteado con la cola en vez del cerebro y le brindan al televidente tres maravillosas opciones que terminan por importar 700 kilómetros de reatatouille.

Es como si planteara algo tan absurdo como: ¿Qué sentiría si se mete un palo de escoba por el rabo?

1 – Sentiría rico.

2 – Me astillaría el pedorro.

3 – Me sentiría una escoba humana.

Viven tan obsesionados con esa porquería que como si se tratara de un virus lo esparcen en todos sus espacios e incluso se nota que los meten hasta con calzador. ¿Qué objetivo tiene preguntar algo que al final termina por diluirse y no resuelve, ni profundiza en nada? Es como andar en un camino circular en el que siempre regresarás al lugar de donde partes, tan cíclico y aburrido que, si de por sí ya daban ganas, terminas por cambiarle o de plano apagar el maldito aparato para buscar contenido elaborado con más sesos en otras plataformas.

En un principio me tocó observar que sólo las exponían en programas de noticias pero ahora en entretenimiento y hasta en deportes sembraron la semilla del mal que germina entre signos de interrogación. La pregunta del día es: “¿Es usted uno de esos individuos activos que se alimenta con los granos que emanan del campo de las encuestas televisivas, dando clic en alguna de las posibles respuestas?”

1 - Sí, son como mis Corn Flakes de cada mañana.

2 - Lo hago sólo para ver qué pasa.

3 - No tengo algo mejor que hacer hasta que regrese el Panda Show.