Chinatech
Cuerpo

Por el descuido de usar un cargador distinto al que venía en su caja, resulta que mi tableta sufrió de empanzonamiento pues la batería se infló. Tratar de seguir inyectándole corriente significaba un riesgo latente porque en cualquier momento podría explotar, liberar todo el material tóxico y de paso incendiarse. Así que había dos opciones: retirar la batería, cambiarla por una original o genérica y echarla a andar o comprar una tableta nueva. Ante la disyuntiva opté por la segunda, ya que se trataba de una Gateway G1-725 que me costó alrededor de mil pesos hace algunos años durante “El Buen Fin” y la batería que requería rondaba por ahí de los 500 morlacos.

Buscando por tiendas en internet que ofertaran tabletas baratas de siete pulgadas, me encontré con una opción que lucía interesante y se poseía características similares a la recién jubilada. Cabe acotar que mis necesidades son básicas porque realmente la uso para leer y reproducir multimedia ocasionalmente, así que no requería una maravilla. Me topé con la Voyager III de RCA: procesador quad core de Intel a 1.2 GHz, 1GB de memoria RAM, 16GB de almacenamiento interno con capacidad de expansión con bahía para micro SD y Android Marshmallow. Las especificaciones me convencieron y opté por adquirirla por la cantidad de mil 100 pesos en Mercado Libre.

La entrega fue realmente rápida; en cuestión de 24 horas ya estaba en mis manos y lista para echarla a andar. Comencé a configurarla, durante el proceso noté que la respuesta al tacto no era inmediata y ocasionalmente sufría de retraso, a pesar de montar un quad core se percibía ralentizada y la experiencia terminó por no ser la que esperaba. La batería es de 4,000 mAh y se consume muy rápido aún teniendo el brillo de la pantalla al mínimo, por lo que en el rubro de autonomía tampoco hay mucho que destacar. Otro detalle más que encontré fue que al insertar una tarjeta micro SD ni siquiera la reconoce.

En términos generales el desempeño del dispositivo deja mucho que desear, aunque quiero suponer que el problema radica en la interfaz del usuario de la marca y que con futuras actualizaciones podrían corregirlo porque las tripas de la tableta deberían de hacer que su funcionamiento sea totalmente distinto. Por lo menos, y hasta el momento, cumple los requerimientos mínimos para llevar a cabo las sencillas actividades que necesito satisfacer.