Cuquita
Cuerpo

No hay nada peor que el vello facial no deseado, a todas nos ha pasado. Puede llegar a afectar la confianza en nosotras mismas, haciéndonos sentir mal sobre nuestro propio rostro. Pero la buena noticia es que puedes hacer mascarillas en tu casa y con ingredientes que tienes en tu cocina para eliminarlos de una vez por todas.

1.- Mascarilla de gelatina Tal vez ya hayas escuchado de las maravillas de la gelatina y lo que puede hacerle a tu piel. Además, queremos que sepas que es un excelente remedio para deshacerse del vello facial no deseado. La gelatina ayuda a fortalecer la piel gracias a su alto contenido en colágeno, ayuda a reducir arrugas y líneas de expresión y contiene muchísimas vitaminas y minerales esenciales para la piel. Lo mejor de todo es que seguramente tienes gelatina en tu casa y podrás hacer esta mascarilla de inmediato.

Ingredientes

1 cucharada de gelatina sin sabor

2-3 cucharadas de leche

3-4 gotas de jugo de limón o aceites esenciales (éstas servirán para darle un rico aroma a la mascarilla y es opcional)

Instrucciones

Agrega todos los ingredientes a un tazón pequeño

Mézclalo muy bien

Mete la mezcla al microondas de 15-20 minutos

Al terminar los 20 minutos, aplica la mascarilla en tu cara

*Aplica la mascarilla en las áreas donde tengas vello facial indeseado pues la mascarilla se adhiere rápido

Espera 5 minutos (o hasta que la mascarilla esté seca) y quítala de tu cara

Notarás que el vello facial no deseado habrá desaparecido junto con algunos puntos negros

2. Mascarilla de naranja y limón La naranja, y en especial la cáscara de naranja, es sumamente beneficioso para la salud, especialmente para la piel. No por nada muchísimos productos de belleza contienen cáscara de naranja. Además de limpiar a profundidad la piel, el alto contenido en vitamina C que contiene, ayuda a mantenerla joven, sanas y brillantes.

 

 

Ingredientes

1 cucharadita de cáscara de naranja en polvo

1 cucharadita de cáscara de limón en polvo

1 cucharadita de almendras molidas

1 cucharadita de avena

1 cucharadita de agua de rosas

2 cucharaditas de aceite de oliva

Instrucciones

En un tazón, mezcla la cáscara de naranja, la cáscara de limón, la avena y las almendras molidas

Agrega el agua de rosas y el aceite de oliva hasta convertir la mezcla en una pasta

Cuando tenga una consistencia pastosa, aplica la mascarilla en tu cara

Deja la mascarilla de 5.8 minutos

Con la yema de tus dedos, haz movimientos circulares masajeando tu piel de 5-10 minutos

Al terminar los 10 minutos, enjuaga con agua

Repite de 2-3 veces por semana para obtener mejores resultados

3. Mascarilla de jugo de limón y miel La consistencia pegajosa de la piel será lo que en esta mascarilla ayude a eliminar el vello facial no deseado. La mezcla de jugo de limón con miel tiene incontables beneficios para la salud, pero además será ideal para la piel de tu rostro. El jugo de limón se encargará de limpiar la piel y de exfoliarla, mientras la miel hidrata y elimina impurezas. Lo increíble de esta mascarilla es que ambos ingredientes son antiinflamatorios y antibacteriales, lo que dejará tu piel brillante y súper sana.

Ingredientes

1 cucharada de jugo de limón fresco

4 cucharadas de miel de abeja

Instrucciones

En un tazón, mezcla el jugo de limón con la miel

Cuando esté bien mezclado, aplícalo sobre tu rostro

Deja reposar la mascarilla de 15-20 minutos en tu piel

Con agua tibia y un trapo, retira la mascarilla

Repite de 2-3 veces por semana por varios meses para resultados favorables

 

Cuquita
Cuerpo

Si te han diagnosticado presión arterial alta, tal vez te preocupe tomar medicamentos para bajarla.

El estilo de vida cumple una función importante en el control de la presión arterial alta. Si controlas tu presión arterial exitosamente con un estilo de vida saludable, podrías evitar, demorar o reducir la necesidad de tomar medicamentos. Aquí te dejamos unos tips que puedes llevar acabo para tener es presión arterial alta bajo control.

1. Reduce el exceso de peso y cuida la cintura

La presión arterial a menudo aumenta cuando se aumenta de peso. Tener sobrepeso también puede provocar una alteración respiratoria al dormir, que incrementa incluso más la presión arterial.

Bajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. En general, puedes reducir la presión arterial aproximadamente 1 milímetro de mercurio (mm Hg) con cada kilogramo (aproximadamente 2.2 libras) de peso que bajes.

2. Haz ejercicio regularmente

La actividad física regular (por ejemplo, 150 minutos por semana o unos 30 minutos la mayoría de los días de la semana) puede reducir la presión arterial en aproximadamente 5 mm Hg y 8 mm Hg si tienes presión arterial alta. Es importante ser constante porque si dejas de hacer ejercicio, la presión arterial puede volver a subir.

Si tienes presión arterial alta, el ejercicio puede ayudarte a evitar que se transforme en hipertensión. Si ya tienes hipertensión, la actividad física regular puede reducir la presión arterial a niveles más seguros.

3. Lleva una dieta saludable

Llevar una alimentación que contenga gran cantidad de cereales integrales, frutas, verduras y productos lácteos con bajo contenido de grasa y que reduzca las grasas saturadas y el colesterol puede disminuir tu presión arterial hasta en 11 mm Hg si tienes presión arterial alta. Este plan de alimentación se conoce como dieta de enfoque alimentario para detener la hipertensión .

4. Reduce el consumo de sodio en tu dieta

Incluso una pequeña reducción de sodio de tu alimentación puede mejorar tu salud cardíaca y reducir la presión arterial aproximadamente entre 5 mm Hg y 6 mm Hg si padeces presión arterial alta.

 

Consume menor cantidad de alimentos procesados. Solo una pequeña cantidad de sodio se encuentra presente de manera natural en los alimentos. La mayoría del sodio se agrega durante el procesamiento.

5. Limita la cantidad de alcohol que bebes

El alcohol puede ser bueno y al mismo tiempo malo para tu salud. Si bebes alcohol solo con moderación, generalmente una bebida por día para las mujeres o dos por día para los hombres, puedes reducir potencialmente tu presión arterial en aproximadamente 4 mm Hg. Una bebida equivale a 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, 5 onzas (148 mililitros) de vino y 1.5 onzas (44 mililitros) de licor con una graduación alcohólica del 40 %.

Beber más de una cantidad moderada de alcohol, en realidad, puede aumentar varios puntos la presión arterial. También puede reducir la eficacia de los medicamentos para la presión arterial.

6. Reduce el estrés

El estrés crónico puede contribuir a una presión arterial alta. Es necesario realizar más investigaciones para determinar los efectos del estrés crónico en la presión arterial. El estrés ocasional también puede contribuir a una presión arterial alta si tu reacción al estrés es consumir alimentos poco saludables, beber alcohol o fumar.

Tómate un tiempo para pensar qué es lo que te hace sentir estresado, como el trabajo, la familia, las finanzas o las enfermedades. Una vez que conozcas la causa de tu estrés, piensa cómo podrías eliminarlo o reducirlo.

 

Cuquita
Cuerpo

El calcio es uno de los minerales más importantes en nuestro organismo porque forma parte de estructuras y porque además, interviene en la transmisión del impulso y nervioso y en la consecuente contracción muscular. Dado que en la edad adulta con frecuencia descuidamos su ingesta hoy te brindamos algunos consejos para consumir más calcio a diario.

y aquí te decimos que puedes consumir para poder tener buen calcio o mantener tu calcio saludable.

1.-Alimentos derivados de la leche con gran contenido en calcio y con lactosa que favorece la absorción del mineral.

2.-Combina tu leche con frutas frescas que poseen ácidos que favorecen la absorción del calcio contenido en la leche o yogur.

3.-Añade quesos en cubos a tus ensaladas, de manera de agregar una fuente de calcio de fácil asimilación.

4.-Cambia el azúcar blanco de tu desayuno por azúcar moreno o integral que a diferencia del primero que no posee minerales, éste último sin refinar contiene alrededor de 85 mg de calcio por cada 100 gramos.

5.-Consume pescados sin retirar sus espinas, por ejemplo, sardinas, anchoas o caballa enlatada, cuyo espinazo rico en calcio puede desintegrarse y formar parte de una ensalada o una empanada sin problemas.

6.-Incorpora legumbres a tu dieta habitual para obtener de parte de éstas, un extra de calcio a tu dieta.

Hay muchas formas de cubrir la cuota de calcio, y si bien muchos alimentos pueden ofrecerte este mineral importante para el organismo, ten en cuenta también los factores que favorecen su absorción como son los ácidos, la lactosa y la vitamina D, también es importante de vez en cuando tomar un poco de sol para fijar ese calcio.

Cuquita
Cuerpo

Para cuando buscas empleo, lo más importante es como realizas tu CV , si no sabes cómo hacerlo, aquí te damos algunos tips para que logres llevar un Curriculum Vitae impecable.

Es importante destacar y hacer énfasis en tus principales competencias y experiencias laborales a la hora de realizar tu Curriculum Vitae. Detalla las actividades realizadas ordenándolas cronológicamente. Escribe los programas manejados y tu nivel de conocimiento. Coloca títulos claves que describan muy bien la posición que ocupabas  y utiliza otro color para destacarlos.

1. Un buen Curriculum Vitae debe ser único, debe representarte, debe ser sencillo y original. Esta es una excelente oportunidad para mostrar todas tus competencias de una forma diferente: no dudes en elegir un diseño de curriculum vitae original, adjuntar la URL de tu perfil o Curriculum Online, colocar un QR code en tu Curriculum que lleve a tu vídeo de presentación…

2. Un Curriculum Vitae perfecto .A nivel mundial, en lo ideal, un Curriculum debe redactarse en una sola página. Sin embargo, en algunos casos, un Curriculum Vitae de 2 páginas puede ser aceptable, sobre todo si tienes muchas experiencias profesionales en el sector en el que postulas.

3. Específica para cada puesto ocupado, las misiones y las tareas realizadas

Gracias a esto, el reclutador podrá hacerse una mejor idea de todas las habilidades y conocimientos que tienes, que han intervenido en cada una de las misiones realizadas y que te han permitido lograr tus objetivos laborales. Estas misiones deben ser concretas y como lo hemos dicho anteriormente, debes dejar los detalles para la entrevista.

4. Adjunta elementos diferenciadores en tu curriculum, como un enlace hacia tu blog personal, un QR code hacía un video o hacia tu portafolio, pueden ser elementos decisivos a la hora de elegir un candidato. No dudes en sacarle provecho en tu Curriculum y adjuntar todo lo que consideres necesario, siempre y cuando su contenido sea fácil de leer y contenga una buena estructura.

5. Aceptar las críticas. No dudes en mostrar tu Curriculum a varias personas (amigos, parientes, familia…) para tener unas críticas constructivas y poder así mejorarlo antes de enviarlo

Cuquita
Cuerpo

La baja autoestima conlleva una percepción negativa sobre uno mismo, y es un factor que nos puede limitar mucho en nuestra vida diaria.  Lo cierto es que, en muchas ocasiones, no sabemos identificar que sufrimos una autoestima baja.

Es importante recordar que la autoestima es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos, la valoración que realizamos basándonos en nuestras experiencias.

Cada persona puede mejorar en este sentido a base de constancia y siguiendo algunos consejos que aquí te dejamos  para que pongas en práctica y recuperes tu autoestima.

1. Deja de machacarte

 No somos perfectos, pero la intención no es serlo. El objetivo es ser feliz. Así que para lograrlo debemos aceptar las cosas que no hacemos tan bien y aprender de ello. Y por supuesto, no restarle importancia a las cosas que sabemos hacer bien, sino valorarlas como se merecen.

2. Empieza a pensar en positivo

Cambia tus pensamientos. El”no puedo” por “voy a intentarlo”, “voy a tener éxito” “me va a ir bien”. Parece un tópico pero forzarse un poco a mirar las cosas buenas de la vida nos puede ayudar a salir de la dinámica negativa. Si nos damos cuenta de que tenemos muchas cosas a valorar, es más fácil que salgamos del bucle negativo.

3. Ponte metas realistas

Y que puedas cumplir. Metas a las cuales sea relativamente fácil llegar. Poco a poco las podemos aumentar, y veremos que paso a paso estamos consiguiendo lo que nos proponemos. Si fracasamos, aprendamos de ello sin culparnos de nuestros errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez.

4. Acéptate y perdónate

Escribe una carta en la que describas todo aquello que no te gusta de ti, y todo aquello de lo que te sientes culpable. No te dejes nada. Léela con atención y valora lo que puedes mejorar. Despídete de esa carta y pártela en mil pedazos. A partir de ese momento empieza de cero, con todo lo que has aprendido pero dejando atrás la culpabilidad. Aún estás a tiempo de hacer borrón y cuenta nueva.

5. Haz críticas constructivas acerca de ti mismo

Que todo lo que te digas sirva para mejorar, no para estancarse y culpabilizarte. Asimismo, aprende a encajar las críticas de forma que no te afecten.

Es importante que no olvides  APRENDE A QUERERTE A TI MISMO