Mosa
Cuerpo

Si eres padre primerizo seguro te va a pasar esto, cuando un niño no recibe las cosas que quiere, suele devenir llanto, berrinches e, incluso, suspensión de la respiración y seguro te vas alarmar, pues pareciera que el pequeño no volverá a aspirar aire. Sin embargo, el pequeño solo está privando o mejor  conocida como espasmo del sollozo. No te espantes esto se  puede controlar simplemente con una mezcla de calma e información.

Para evitar que los berrinches en bebés cobren mayores dimensiones y pongan en peligro la salud del pequeño, los siguientes consejos te serán de utilidad:

1.-Mantén la calma, no te asustes ni te enojes, mejor primero observa si el infante trae algún juguete u objeto en la boca, para retirarlo de inmediato y prevenir otro incidente

2.-Recuéstalo de costado y aleja los objetos con los que se pueda golpear. Si lo levantas o colocas sobre tu hombro, llegará menos oxígeno a su cerebro y el cuadro podría prolongarse. No intentes detener el espasmo.

3.-Aléjate un poco del niño y obsérvalo en forma indirecta, haciéndole pensar que no prestas mucha atención al evento, pero ojo no quites por completo la mirada sobre él.

4.-Inmediatamente al término del espasmo, explícale con voz firme que no debe hacer berrinches y que con esa actitud no logrará lo que quiere, son muy inteligentes y entenderán que esa no es la opción para salirse con la suya.

5.-En caso de que sea provocado por golpe o caída, abrázalo y consuélalo, hazle sentir que estás ahí con él y que todo estará bien, después de que pase déjalo dormir pequeña siesta.