Cuquita
Cuerpo

Sabemos que ir a una entrevista de trabajo es un dolor de cabeza, pero con estas sugerencias tendrás bajo control esta situación. Es importante ensayar antes de tu entrevista; así tendrás mayor confianza en ti mismo y a la hora de esta  tendrás todo bajo control, ahora le las siguientes recomendaciones para que tu cita sea todo un éxito.

1.- Es importante que te informes  sobre la empresa y del sector al que pertenece: a qué se dedica, cuáles son sus principales competidores, misión, visión y valores, esto demostrara que tienes interés en ser parte del equipo de trabajo y que dedicaste tiempo para conocer un poco más de la compañía.

2.-Algo muy importante en las entrevistas es la puntualidad, así que  si es posible llega 15 minutos antes, para que estés relajado, puedas ir al baño o simplemente esperes para cuando seas entrevistado. Durante el acontecimiento recuerda mantener  una postura adecuada, cuidando tu tono de voz y la naturaleza de tus movimientos, no olvides  que la comunicación no verbal dice mucho de ti.

3.- Es de suma importancia que te des unos segundos para pensar bien las respuestas a lo que se te pregunta, ten siempre presente que no serás calificado que tan rápido contestas, si no que tan convincente son tus respuestas. Es válido que si algo de lo que te cuestionan no lo sepas, puedes tener la libertad de decirlo, pero argumentar que tienes la capacidad para aprenderlo o investigarlo.

4.-Cuida cuanto hablas, es importante que no acapares toda la entrevista y no le permitas hablar  a tu interlocutor, responde lo que se te pregunta, escucha detenidamente y no interrumpas a tu entrevistador, recuerda que todo lo que hagas será evaluado y tomado en cuenta para ver si eres el candidato idóneo para la vacante.

5.- Finalmente cuando te pregunten qué has logrado, es el momento para que expongas todos tus éxitos, así que antes de la entrevista enuméralos y pon ejemplos de estos, para cuando te los pregunten tengas la información bajo control.  Asistir  a una entrevista de trabajo es ir a vender tus habilidades, conocimientos y capacidades con las que cuentas para que tengan presente que tú eres ese candidato que puede cubrir bien el puesto.