Un pito fuera de Lugar
Cuerpo

Manchester City se impuso en los penales a Chelsea y revalidó con éxito su título de la Copa de la Liga inglesa, en un encuentro en que el arquero del conjunto londinense desafió abiertamente las órdenes de su técnico.

La Copa de la Liga, no pudo tener un desenlace más apretado y cardiaco. Manchester City y Chelsea jugaron una final de tú a tú que se decantó en los penaltis después de que al final de la prórroga se llegara con 0-0. Los fallos de David Luiz y Jorginho condenaron a los 'blues' y otorgaron al City la Carabao Cup.

El Chelsea llegó a Wembley con la lección bien aprendida. El 6-0 encajado ante el Manchester City hace 15 días en Premier -a los 25' ya perdía 4-0- escoció tanto en Stamford Bridge que el cuestionado Maurizio Sarri no dudó en traicionarse a sí mismo. Renunció a su fútbol de posesión y optó por protegerse.

La presión adelantada del City ahogó al Chelsea, incapaz de pasar de mediocampo. A los 'blues', sin embargo, se les veía cómodos agazapados atrás a la espera de cazar un error del rival.

La segunda parte comenzó con una sustitución -Laporte (tocado) dejó su lugar a Kompany- y un gol anulado a Agüero por fuera de juego en el 56'. El VAR ratificó que El Kun recibió en posición adelantada, aunque era, cuanto menos, dudosa.

El cansancio, lógicamente, comenzó a notarse y aparecieron más errores e imprecisiones. Sterling se zafó de Emerson, ganó línea de fondo y entre Azpilicueta y Kepa sacaron la pelota 'in extremis' en boca de gol. El City, cuando se olían los penaltis, a punto estuvo de llevarse la victoria con un tiro de Agüero desde fuera del área que un acalambrado Kepa detuvo en el 118'.

La final, igualada a más no poder, se decidió por penaltis... con Kepa bajo palos. El triunfo, sin embargo, fue para el City. El '1' del Chelsea detuvo un penalti a Sané y tocó el de Agüero... pero los fallos de Jorginho (paró Ederson) y David Luiz (poste) condenaron al Chelsea. El primer título de la temporada va para el City.